Anales Cientícos, 79 (1): 120 - 125 (2018)
ISSN 2519-7398 (Versión electrónica)
DOI: http://dx.doi.org/10.21704/ac.v79i1.1147
Website: http://revistas.lamolina.edu.pe/index.php/acu/index
© Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima - Perú
Presentado: 01/02/2018
Aceptado: 01/05/2018
Fertilización en la producción de bulbos y or de amancae
(Ismene amancaes), bajo condiciones de invernadero
Fertilization on bulbs and ower production of amancae
(Ismene amancaes) under greenhouse conditions
Juan Carlos Jaulis C.
1
*, Alejandro Pacheco A.
2
y Ana Martinez V.
3
* Autor de correspondencia
Resumen
El objetivo de la investigación fue determinar el efecto de la fertilización sobre la producción de bulbos y or de amancae.
Las variables evaluadas fueron crecimiento (altura, número de hojas, número de raíces y díametro de tallo por planta)
y rendimiento (número de ores, días a la oración, diámetro y peso de bulbo nal). El experimento se condujo bajo
condiciones de invernadero y se utilizó 216 bulbos. Los tratamientos fueron diferentes dosis de fertilización de Nitrógeno
(N), Fósforo (P) y Potasio (K) expresados en mg/kg: T1: 0-0-0, T2: 120-0-0, T3: 0-50-0, T4: 0-0-160, T5: 120-50-0, T6:
120-0-160, T7: 0-50-160 y T8: 120-50-160. Las fuentes utilizadas fueron, nitrato de amonio, superfosfato triple y cloruro
de potasio. Los fertilizantes fosforados y potásicos fueron aplicados al inicio de la siembra, mientras las aplicaciones de
nitrógeno se efectuaron a los 15, 45 y 75 días. Se utilizó un diseño completamente al azar (DCA), con ocho tratamientos
y tres repeticiones, para la comparación de medias se utilizó la prueba de Duncan a un nivel de signicancia de 0,05.
Los tratamientos 1, 3 y 4 registraron los mejores resultados para la variable crecimiento. Así mismo, el T
4
presentó el
mejor resultado para las variables de rendimiento, con 1,41 ores, 04,20 cm de diámetro nal de bulbo y 40,89 g de peso
nal del bulbo. El T
8
alargó el inicio de oración a 149,3 días. En conclusión la fertilización con NPK no incrementa
el rendimiento de las variables de crecimiento, Sin embargo tienen un efecto positivo en las variables de rendimiento.
Palabras clave: crecimiento; rendimiento; fertilización; Ismene amancaes.
Abstract
The objective of the research was determine the effect of fertilization on the production of bulbs and amancae ower.
The variables evaluated were growth (height, number of leaves, number of roots and diameter of stem per plant) and
yield (number of owers, days to owering, diameter and nal bulb weight). The experiment was conducted under
greenhouse conditions and 216 bulbs were used. The treatments were different doses of fertilization of Nitrogen (N),
Phosphorus (P) and Potassium (K) expressed in mg / kg: T1: 0-0-0, T2: 120-0-0, T3: 0-50- 0, T4: 0-0-160, T5: 120-50-0,
T6: 120-0-160, T7: 0-50-160 and T8: 120-50-160. The sources used were ammonium nitrate, triple superphosphate and
potassium chloride. The phosphorus and potassium fertilizers were applied at the beginning of the sowing, while nitrogen
applications were made at 15, 45 and 75 days. A completely randomized design (DCA) was used, with eight treatments
and three repetitions, for the comparison of means the Duncan test was used at a signicance level of 0,05. Treatments 1,
3 and 4 recorded the best results for the growth variable. Likewise, the T4 presented the best result for the performance
variables, with 1,41 owers, 04,20 cm of nal diameter of bulb and 40,89 g of nal weight of the bulb. T8 lengthened the
owering start to 149,3 days. In conclusion, fertilization with NPK does not increase the yield of the growth variables.
However, they have a positive effect on the yield variables.
Keywords: increase; performance; fertilization; Ismene amancaes.
1
Departamento de Horticultura, Facultad de Agronomía, Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú. Email: jjaulis@lamolina.edu.peú
2
Departamento de Horticultura, Facultad de Agronomía, Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Peru. Email: aapachec@lamolina.edu.pó
3
Ingeniera Agrónomo, Investigador independiente, Lima, Perú. Email: marva0781@hotmail.com
I. Introducción
La or de amancae ha sido muy apreciada desde el pasado
debido a su belleza (Pascual, 2007). Durante la esta de
San Juan, en el mes de junio, la aristocracia limeña y el
pueblo visitaban las Pampas de Amancaes, ubicadas al
pie de las Lomas de Amancaes, en el distrito del Rímac
(La República, 2017) Actualmente no queda rastro de lo
que fue el hábitat natural de esta or, que en estación de
invierno orecía como un manto amarillo adornando la
ciudad de Lima (Pascual, 2007).
En el Perú, se reconocen 24 géneros y 138 especies de
la familia Amarilidaceae (Ulloa et al., 2004), de las cuales
54 son endémicas. Una de ellas es el I. amancaes, planta
herbácea, de bulbo perenne (Pascual, 2007), emerge en el
Jaulis et al. / Anales Cientícos 79 (1): 120 - 125 (2018)
121
mes de junio, durante el invierno, con el inicio del período
de neblina, luego presenta un desarrollo foliar, seguido
de la oración, fructicación, producción de semillas
y germinación hasta desarrollar el bulbo, que ocurre al
terminar el periodo de humedad (Suni et al., 2011). Esta
planta orece una vez al año, con un período de vida de
dos a cuatro días (SERFOR, 2015). Sus ores son grandes,
de color amarillo, con agradable aroma, muy apreciadas y
de valor ornamental (Soto y Leiva, 2015). Es considerada
la or emblemática de la ciudad de Lima (Palacios, 2017).
Su único medio de propagación natural es por semilla
(sexual), pero también se puede propagar a través de los
bulbos (asexual), llega a producir hasta 13 semillas por
or y siete ores por planta (dependiendo del tamaño
del bulbo). Según el reporte de Agüero & Suni (1999),
el fenómeno del Niño afectó negativamente el proceso
de oración, solo el 30% de las plantas orecieron bajo
dichas condiciones. Además, el incremento urbano y el
pastoreo de ganado han reducido drásticamente el área de
distribución del I. amancaes en las lomas y el número de
individuos en su medio ambiente natural, lo que ha llevado
a considerarla una especie vulnerable (León et al. 2006).
El I. amancaes, es endémico del Perú, principalmente
de las lomas de la costa central peruana (Agüero, 2002),
Se encuentra en las lomas de Lúcumo, Pachacámac,
VillaMaría y Paloma, ubicados en los distritos de
Pachacamac, VillaMaría y Chilca, departamento de Lima,
Perú, en el anco occidental y partes bajas de las lomas,
su hábitat es el fondo de las quebradas y laderas rocosas,
donde la materia orgánica y la humedad son propicia para
su desarrollo; generalmente se encuentran en grupos,
conformados por más de un centenar de plantas. Se pueden
encontrar hasta sobre los 600 m.s.n.m., ingresando a
laderas altas de loma herbácea (SERFOR, 2015).
Por otra parte, la fertilización de los cultivos, es una
herramienta agronómica que consiste en nutrir cada cultivo
en forma óptima, con la mínima adición de fertilizante,
de manera que sea económica para los agricultores y se
minimice la contaminación (Mollenhauer, 2002). De
acuerdo con Magalhães (1993), un criterio adecuado
de fertilización, satisface las necesidades del cultivo
mediante la adopción de técnicas que permiten el óptimo
aprovechamiento de fertilizantes, agua, mano de obra y del
resto de insumos, minimizando las pérdidas de nutrientes
por lixiviación, erosión y volatilización. Según López-
Mtz et al. (2001) la estructura del suelo es el principal
factor que condiciona la fertilidad y productividad de
los suelos agrícolas. Siendo esta característica física del
suelo determinante para el establecimiento de un plan de
fertilización en el cultivo de plantas bulbosas.
En relación al nitrógeno, León (2002) ha señalado
que se desconoce la dosis adecuada de fertilización de
determinadas especies bulbosas de or. Sin embargo, se
ha comprobado que a mayor dosis de nitrógeno, existe
una mayor inuencia sobre algunos parámetros como
el incremento del largo de vara oral. Pinochet (1999)
reportó que la demanda de nitrógeno para producir ores
generalmente no es cubierta en su totalidad por el órgano de
reserva, por tanto, la fertilización nitrogenada es necesaria
para compensar el décit de N en la producción de ores
y follaje. También, determinó que la demanda de N para
un rendimiento alto y medio es de 28g de N*m
2
y 17g de
N.m
-2
respectivamente.
Para Pinochet (1999) la sobre fertilización con P
(niveles por sobre 50 mg * kg
-1
) induce la deciencia
de zinc (Zn), particularmente en suelos con niveles
marginales de este elemento. Además, señala que el nivel
crítico de P disponible, para un rendimiento alto esperado
en plantas geótas en general, es de 14 mg P*kg
-1
de suelo
y el nivel crítico de K es de 140 mg K intercambiable*kg
-1
de suelo. La fertilización debe aplicarse en su totalidad al
momento de la plantación y en forma localizada en la línea
de plantación, 5 cm. bajo el órgano subterráneo.
Mengel y Kirkby (2000), declaran que el potasio es el
catión más importante en la siología de la planta, por estar
contenido en el tejido vegetal, así como por las funciones
siológicas y bioquímicas en las que interviene; así mismo
promueve la translocación de fotosintatos.
En el medio cientíco no existen publicaciones
relacionados con la fertilización de nitrógeno, fósforo y
potasio en el I. amancaes, en este sentido es fundamental
realizar investigaciones que determinen los requerimientos
de dicha especie, a n de lograr domesticarla.
El objetivo del presente estudio fue determinar el
efecto de la fertilización en la producción de bulbos y or
de amancae, evaluado a través de las variables crecimiento
(altura, diámetro de tallo, número de hojas y raíces) y
rendimiento (número de ores, días a la oración, diámetro
y peso de bulbo nal), bajo condiciones de invernadero
en el Programa de Investigación en Ornamentales de
la universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM),
Lima, Perú.
2. Materiales y métodos
La presente investigación se desarrolló en el invernadero
del Programa de Investigación en Ornamentales de la
Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM),
Lima, Perú. Localizada geográcamente a una latitud de
12° 06´ S, longitud 76° 57´ O y altitud 243.7 m.s.n.m.
Ubicado dentro de un desierto subtropical árido caluroso
según el sistema modicado de Koppen (Garcia, 2004),
con temperatura media anual de 18,5 °C, radiación anual
de 186,5 cal-g*cm
-1
*día
-1
, humedad relativa anual de 85%
y precipitación anual acumulada de 6 mm.
Se utilizaron bulbos de I. amancaes que fueron
colectados del Santuario de Amancaes en Pachacamác,
Lima, Perú. Los bulbos fueron colocados en casa malla,
para que reposaran y se protejan del medio ambiente, por
un periodo de 30 días. Luego de dicho período fueron
llevados a cámara fría, a una temperatura de 10 °C, por
21 días, con la nalidad de que los bulbos puedan salir
de su estado de reposo. El día 52, los bulbos fueron
retirados de la cámara fría y clasicados según su
Fertilización en la producción de bulbos y or de amancae (Ismene amancaes), bajo condiciones de invernadero
Enero - Junio 2018
122
diámetro, en un rango de 3,79 a 4,01 cm, con un peso
promedio entre 29 a 33 g, bulbos de tamaño mediano
(Palacios, 2017). Se seleccionaron 216 bulbos, que fueron
sembrados en bolsas de polietileno de 10x11 de ancho
y largo respectivamente, Se utilizaron cinco litros de turba
(Distichia muscoides) cortada y tamizada en una malla
de celdas de 5 cm. Las características químicas de la
turba fueron: 6,31 de pH, 0,69 dS*m
-1
de conductividad
eléctrica, 53,13% de contenido de materia orgánica, 20,80
meq*100g
-1
de capacidad de intercambio catiónico, 73,6%
de humedad en peso, 0,98% N; 0,76% P
2
0
5
y 0,20% K
2
O.
Su uso como sustrato se debió a los resultados obtenidos
por Vadillo y Suni (2006) quienes demostraron que es el
más adecuado para el establecimiento de plántulas, porque
mantiene la humedad y el pH estable lo que permite que las
plántulas presenten un mayor vigor.
Las fuentes de fertilizantes utilizados fueron nitrato
de amonio, superfosfato triple y cloruro de potasio. Los
fertilizantes fosforados y potásicos se aplicaron al inicio
de la siembra, mientras que el nitrógeno se fraccionó y
aplicó en tres momentos, a los 15, 45 y 75 dias después
de la siembra. Los tratamientos estuvieron constituidos por
ocho diferentes dosis de fertilización: T1: 0-0-0, T2: 120-
0-0, T3: 0-50-0, T4: 0-0-160, T5: 120-50-0, T6: 120-0-160,
T7: 0-50-160 y T8: 120-50-160. Cada tratamiento estuvo
conformado por nueve bulbos.
Las variables evaluadas fueron: la altura de planta, fue
obtenida por la medición en centímetros de la distancia
entre el nivel del suelo y el extremo de la última hoja
completamente desarrollada o extendida, con una regla
milimetrada. El diámetro de tallo y el diámetro nal del
bulbo, fueron obtenidos por la medición en centímetros
con un calibre. El número de hojas, raíces y ores, se
obtuvieron a través del conteo por unidad. El peso nal
del bulbo, fue obtenido por el pesaje en una balanza
electrónica y los días a la oración, fue obtenido en base al
día de inicio de oración de la planta.
El diseño experimental que se utilizó fue el Diseño
Completamente al Azar (DCA), con tres repeticiones. Las
variables evaluadas fueron analizadas mediante el Análisis
de Varianza (ANOVA), según Banzato y Kronka (1992),
en la comparación de medias se usó la prueba de Duncan a
un nivel de signicancia de 0.05. Los análisis estadísticos
se realizaron con un software libre.
3. Resultados y discusión
Variables de crecimiento
En la Tabla 1 se presenta el resultado de la comparación de
medias por la prueba de Duncan, a un nivel de signicancia
de 0,05; para la característica altura de la planta, número de
hojas por planta, número de raíces por planta y el diámetro
de tallo de planta. En la cual se observa que el T8, resultó
con valores signicativamente inferiores a los obtenidos
en el T1 en todas las variables de crecimiento evaluadas.
Sin embargo, los resultados obtenidos del T1 guardan
similitud estadística con el T3 y T4 para todas las variables
a excepción de la variable altura en el tratamiento T4, que
se observa es inferior estadísticamente. Estos resultados
conrman la recomendación de Leroymerlin (2003), sobre
la fertilización en plantas bulbosas, con abonos ricos en
fósforo y potasio, pero bajos en contenidos de nitrógeno,
para obtener plantas más vigorosas.
En otros estudios realizados por Agüero y Suni
(1999); Agüero (2003); reportaron valores similares a los
obtenidos en el T2 y T7 al evaluar al I. amancaes en la
reserva Nacional de Lachay (Niño 97-98). Sin embargo, lo
declarado por Soto (2015) solo diere en altura de la planta
con el T6. En relación al número de hojas, Agüero y Suni
(1999); Agüero (2003) reportaron tres hojas, mientras que
Suni et al. (2011) reportó cinco a nueve hojas, resultado
superior al obtenido en los tratamientos del presente
estudio. Estos resultados podrían deberse al contenido
de nutrientes del bulbo. De acuerdo con Rees (1992) y
Ortega-Blu et al. (2006) el bulbo, es un depósito natural
de nutrientes, aún hasta la oración. Para Ibbett (1963), el
bulbo es importante para hacer resistir a la planta en una
estación poco favorable como es invierno y la prolongación
de falta de agua. Además, De Hertogh y Le Nard (1993)
señalaron que en las plantas bulbosas, como el amancae,
los fotosintatos producidos por la parte aérea durante la
temporada de crecimiento activo, son translocados a los
órganos de reservas de tal forma que al momento de la
plantación, las mayores acumulaciones de N, P y K se
encuentran en el bulbo (Ortega-Blu et al., 2006). Esas
reservas son mantenidas durante el período de dormancia
y son movilizadas cuando comienza el nuevo crecimiento.
Di Benedetto (2007) reportó que al iniciar el brotamiento
del bulbo, las reservas se desdoblan en moléculas simples,
incluyendo la sacarosa, que se movilizan para sustentar el
crecimiento del brote consumiéndose hasta el 75% de las
reservas del bulbo madre. De esta manera, cualquier aporte
externo de nutrientes en la temporada, tendría un efecto
nulo o muy limitado en la misma temporada (Pinochet,
1999).
Tabla 1. Promedio de las variables de crecimiento de
Ismene amancaes evaluadas bajo diferentes niveles de
fertilización
Tratamientos
Altura de
la planta
(cm)
Hojas por
planta
(undad)
Raíces por
planta
(undad)
Diámetro de tallo
de planta
(cm)
T1 0-0-0 58,79 a 4,66 ab 3,87 a 1,25 a
T2 120-0-0 46,55 c 4,00 bc 2,64 c 1,09 b
T3 0-50-0 61,81 a 4,66 ab 3,78 a 1,19 a
T4 0-0-160 52,03 b 4,33 abc 3,74 a 1,25 a
T5 120-50-0 38,11 d 3,66 bc 2,99 b 1,06 bc
T6 120-0-160 24,49 e 2,33 d 2,44 c 1,08 bc
T7 0-50-160 44,82 c 5,33 a 3,74 a 1,12 b
T8 120-50-160 18,85 f 3,33 cd 2,58 c 1,02 c
*Medias seguidas de letras iguales, dentro de columnas, no dieren entre
sí según prueba de Duncan, p=0,05
Variables de rendimiento
En la Tabla 2 se presenta el resultado de la comparación
Jaulis et al. / Anales Cientícos 79 (1): 120 - 125 (2018)
123
de medias por la prueba estadística de Duncan, a un nivel
de signicancia de 0,05; para la característica número de
ores por planta, días a la oración, diámetro de bulbo
nal, peso de bulbo nal. En la cual se observa que el T1
mostró los valores signicativamente más bajos de acuerdo
a la prueba de Duncan.
Tabla 2. Promedio de las variables de rendimiento de
Ismene amancaes evaluadas bajo diferentes niveles de
fertilización
Tratamientos
Número
de ores
por planta
(unidad)
Días a la
oración
(días)
Diámetro de
bulbo nal
(cm)
Peso de
bulbo nal
(g)
T1 0-0-0 1,00 c 117,3 e 3,88 b 34,74 bcd
T2 120-0-0 1,00 c 133,3 c 3,90 b 31,55 d
T3 0-50-0 1,27 ab 118,6 e 3,98 b 37,72 abc
T4 0-0-160 1,41 a 124,0 d 4,20 a 40,89 a
T5 120-50-0 1,00 c 137,0 c 3,88 b 31,61 d
T6 120-0-160 1,00 c 138,0 c 3,98 b 32,61 dc
T7 0-50-160 1,41 a 144,0 b 3,96 b 38,33 ab
T8 120-50-160 1,13 bc 149,3 a 3,89 b 31,05 d
*Medias seguidas de letras iguales, dentro de columnas,
no dieren entre sí según prueba de Duncan, p=0,05
Según Brito (2006) en el proceso de oración
están involucradas cinco etapas sucesivas: inducción,
iniciación, organogénesis, maduración y antesis, siendo
la disponibilidad de nutrientes uno de los factores que
controlan dicho proceso (Halevy, 1990). Los resultados
obtenidos muestran una tendencia al aumento en los días
de oración, con la fertilización. El T1 y T3 fueron los
primeros que comenzaron con la oración, estos resultados
pueden deberse al estrés producto de la deciencia de
nutrientes (Levy y Dean 1998), mientras que el T8 fue el
que demoró más días en emitir botones orales. Este efecto
se puede deber a la inuencia de la salinidad (Mengel
y Kirkby, 2000) por la aplicación de los fertilizantes,
principalmente el cloruro de potasio y el nitrato de amonio.
De acuerdo con Salisbury y Ross (1985); Martinez et
al. (1987), la presencia de estas sales disueltas en la
solución suelo exigen un mayor gasto de energía de origen
metabólico para absorber el agua a través de su sistema
radicular, conllevando a un detrimento de esta energía en
otras funciones de la planta, que también la requiere para su
crecimiento, la oración, entre otros. También se observó
que los tratamientos que contenían nitrógeno fueron los
que más días tardaron en entrar en oración, a excepción
del T8. Esto pudo deberse a la aplicación de una elevada
dosis de nitrógeno que ocasionó retardo en la oración y
formación de semillas (Azcón-Bieto y Talón 2000).
El T4 superó signicativamente a los otros tratamientos
en relación al número de ores por planta, diámetro de
bulbo y peso nal de bulbo; excepto al T7, con relación
al número de ores y peso de bulbo. Estos resultados
se pueden deber al aporte de nutrientes que contenía
el sustrato (musgo) dentro de su composición, que fue
53,13% de materia orgánica, 0,98% de N y 0,76% de P
2
0
5,
estos minerales pudieron liberarse durante el proceso de
humicación, pasando a estar disponible el N, parte de
P y con el aporte externo de la fuente potásica, se logró
tener un mayor diámetro y peso nal del bulbo de amancae
en el T4. Así mismo, la aplicación de la dosis de N
aparentemente fue en exceso, por lo que los tratamientos
que tuvieron dentro de su composición N, son los que
menor peso de bulbo nal presentaron. Estos resultados
concuerdan con la recomendación de Leroymerlin (2003)
sobre a la fertilización con nutrientes ricos en fósforo y
potasio, pero decientes en nitrógeno en plantas bulbosas.
Contrario a lo reportado por Pinochet (1999) quien indica
que el bulbo no cubre la demanda total de N para producir
ores, siendo necesario fertilizar con N para compensar el
décit en la producción de ores y follaje. Sin embargo,
Suni et al. (2011) y Palacios (2017) reportaron que el
número de ores por planta depende del tamaño del bulbo,
debido que esta es una estructura de reserva (Rees, 1992).
Pero Ortega-Blu et al. (2006) al realizar un estudio en
Lilium spp. determinaron que los nutrientes aportados por
el bulbo no es suciente para completar el ciclo de cultivo
para or de corte, siendo una práctica necesaria fertilizar,
en la producción comercial de ores.
El mayor peso del bulbo obtenido en los T4 y T7
se pueden deber a la no fertilización con 120 de N, que
guarda relación con la maduración del follaje activo de las
plantas de amancae. Según lo reportado por Di Benedetto
(2007); Pinochet, (1999); Bañon et al. (1993) a mayor
cantidad de fotoasimilados producidos por la parte aérea,
durante la estación de activo crecimiento los nutrientes,
son translocados a los órganos de reserva hasta la muerte
de dicha biomasa. Así mismo, Mengel y Kirkby (2000)
declararon que el ión potasio dentro de la planta promueve
la translocación de fotosintatos recién sintetizados y
reservas almacenadas. Esta translocación y acumulación
de reservas explicaría el mayor crecimiento del bulbo lo
cual repercutirá en una mejor oración en la siguiente
campaña (Pinochet, 1999; Ortega-Blu et al., 2006).
4. Conclusiones
Este estudio demuestra que las variables de crecimiento
(altura, diámetro de tallo, número de hojas y raíces) no
son favorecidas signicativamente por la aplicación de
fertilizantes edácos (NPK). Sin embargo, fertilizar con
el T
4
se obtiene un mejor resultados para la variable de
rendimiento (número de ores, peso y diámetro del bulbo
del I. amancaes) y con el T8 se prolonga el inicio de la
oración a 149,3 días. Se recomienda investigar el balance
nutricional y la oferta de nutriente para obtener óptimos
resultados en las variables estudiadas, lo que permitirá
domesticar a esta especie de valor ornamental.
5. Literatura citada
Agüero, S. 2002. Efecto de la humedad edáca en el
desarrollo y propagación de Ismene Amancaes R&P.
Herbert “amancaes” (Amaryllidaceae) en condiciones
Fertilización en la producción de bulbos y or de amancae (Ismene amancaes), bajo condiciones de invernadero
Enero - Junio 2018
124
in situ” y “ex situ” (Tesis para optar el Título
Profesional de Biólogo con Mención en Botánica).
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima,
Perú. 94 p.
Agüero, S. 2003. Inuencia de la humedad edáca en el
ciclo biológico y propagación de Ismene amancaes
(R. & P.) Herbert “amancaes”(Amaryllidaceae).
Resúmenes: I-Congreso Internacional de Cientícos
Peruanos 2003 (I-CICP 2003).
Agüero, S. y Suni, M. 1999. Inuencia del evento “El
Niño 1997-98” en el desarrollo de Ismene amancaes
(Amaryllidaceae, Liliopsidae). El Niño 1997-98 y su
Impacto sobre los Ecosistemas Marino y Terrestre.
Revista Peruana Biología. Vol. Extraordinario: 118-
124.
Azcón-Bieto, J. y Talón, M. 2000. Fisiología Vegetal.
Ediciones Universidad de Barcelona. Edit. McGraw-
Hill Interamericana. 522 p.
Bañon, S.; Cifuentes, D.; Fernández, J. y González, A.
1993. Gerbera, Lilium, Tulipan y Rosa. Eds Mundi-
Prensa. Madrid, ES. 250 p.
Banzato, D.A. y Kronka, S.N. 1992. Experimentação
Agrícola. Jaboticabal Funep, SP. Brasil. 245p.
Brito, C. 2006. Morphological analysis of tropical bulbs
and environmental effects on owering and bulb
development of Habranthus and Zephyranthes spp.
(Tesis de Maestría). Universidad de Florida. Florida,
Estados Unidos.
De Hertogh, A. and Le Nard, M. 1993. Botanical aspects
of ower bulbs. En: De Hertogh, A. and M. Le Nard.
(Eds). The physiology of ower bulbs. HO. 29-43.
Di Benedetto, A. 2007. Producción de especies
ornamentales en maceta, un enfoque ecosiológico.
Orientación Gráca Editora. ARG. 196 p.
Garcia, E. 2004 Modicaciones al sistema de clasicación
climática de Köppen. Quinta edición, Instituto de
Geografía –UNAM. Recuperado de: Mexico http://
www.igeograf.unam.mx/sigg/utilidades/docs/pdfs/
publicaciones/geo_siglo21/serie_lib/modific_al_sis.
pdf
Halevy, A. H. 1990. Recent advances in control of owering
and growth habit of geophythes. Acta Hort., 266:35-42.
Ibbett, C. 1963. Producción comercial de bulbos. Manual
de técnicas agropecuarias. Edit. ACRIBIA. Zaragoza.
155 p.
La República. 2017. La esta de la Flor de Amancaes.
Recuperado de: http://larepublica.pe/peru-
sorprendente/872484-la-esta-de-la-or-de-amancaes-
video.
Leroymerlin, 2003. Cultivar plantas bulbosas. Recuperado
de:: http://agro.unc.edu.ar/~biblio/Como%20
cultivar%20plantas%20de%20bulbo.pdf
León, R. 2002. Evaluación de la aplicación de fertilización
nitrogenada sobre la producción de ores y bulbicación
de Leucocoryne purpurea (Taller de licenciatura Agr.
Quillota). Universidad Catolica de Valparaiso, Chile.
León, B.; Saguestegui, A.; Sánchez, I.; Zapata, M.;
Meerow, A. & A. Cano, A. 2006. Amaryllidaceae
endémica del Perú. En: El libro rojo de las plantas
endémicas del Perú. León B. et al. (Eds). Rev.Per.Biol.
Número especial 13 (2): 690-697
Levy, Y.; and Dean, C. 1998. The transitium to owering.
Plant cell, 10: 1973-1990.
López-Mtz, J.; Díaz, A.; Martínez, E. y Valdez, R. 2001.
Abonos orgánicos y su efecto en propiedades físicas
y químicas del suelo y rendimiento en maíz. Terra
Latinoamericana 19 (4): 293-299.
Magalhães, J.R. 1993. Nutrição e adubação da cebola. In:
Simpósio sobre Nutrição e Adubação de Hortaliças,
1990, Jaboticabal, SP. Anais. Piracicaba: Potafos,
p.381-399.
Martínez, A.; Aragües, R. and Royo, A. 1987. Salt
tolerance of barley (Hordeum vulgare L.) cultivars
at the germination stage: Analysis of the responses
functions. Plant and Soil 104: 53-56.
Mengel, K. y Kirkby, E. 2000. Principios de nutrición
vegetal. Traducido por: R. Melgar y M. Gallud. Ed.
International Potash Institute. 692 p.
Mollenhauer, C. 2002. Determinación de los parámetros
necesarios para la demanda potásica del cultivo del
tulipán (Tulipa sp.) (Tesis presentada como parte de
los requisitos para optar al grado de Licenciado en
Agronomía). Universidad Austral de Chile, Chile.
Recuperado de: http://cybertesis.uach.cl/tesis/
uach/2002/fam726d/doc/fam726d.pdf
Ortega-Blu, R.; Correa-Benguria, M.; Olate-Muñoz y E.
2006. Determinación de las curvas de acumulación de
nutrientes de tres cultivares de Lilium spp. para or de
corte. Agrociencia 40: 77-88. Recuperado de: http://
www.redalyc.org/html/302/30240108/.
Palacios, J. 2017. Momento de riego y tamaño de bulbo en
el rebrote y oración del Amancay (Ismene amancaes.
Ruiz & Pavón). Anales cientícos 78 (1): 1-10. doi:
http://dx.doi.org/10.21704/ac.v78i1.873
Pascual, E. 2007. Propagación in vitro de Ismene amancaes
(R.&P.) Herbert “Amancay” (Amaryllidaceae) (Tesis
para optar el Título Profesional de Biólogo con Mención
en Biología Celular y Genética). Universidad Nacional
Mayor de San Marcos, Lima, Perú. Recuperado de:
http://cybertesis.unmsm.edu.pe/xmlui/bitstream/
handle/cybertesis/878/Pascual_me.pdf?sequence=1
Pinochet, D. 1999. Fertilización de plantas bulbosas. En:
Seemann, P. y N. Andrade, (eds.). Cultivo y manejo de
plantas bulbosas ornamentales. Universidad Austral de
Chile, Facultad de Ciencias Agrarias. CH. 123-137
Rees, A.R. 1992. Ornamental bulbs, corms and tubers.
Wallingford, CAB International. 220 p.
Salisbury, F. B. and Ross, C. W. 1985. Plant Physiology,
Third ed. Wandsworth Publishing Co. Inc. Belmont,
California. 540 p.
Jaulis et al. / Anales Cientícos 79 (1): 120 - 125 (2018)
125
Sánchez, C. E. 2006. Caracterización del estado nutricional
y siológico en plantas de judía (Phaseolus vulgaris L.
cv. Strike) sometidas a un estrés por nitrógeno. Tesis
doctoral. Universidad de Granada. ESP. 206 p.
Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre
(SERFOR). 2015. Guía de Flora de las Lomas de Lima
Book·March 2015 with 10,183 Reads, DOI 10.13140/
RG.2.1.4431.0564, Edition 1a Edición, ISBN978-612-
46908-0-8. Recuperado de: https://www.researchgate.
net/publication/274374014_Guia_de_Flora_de_las_
Lomas_de_Lima
Soto, M. y Leiva, M. 2015. Estudio exomorfológico y
toquímico de los bulbos de dos especies endémicas
del Perú de la familia Amaryllidaceae. Arnaldoa 22 (1):
269 – 288. Recuperado de: http://journal.upao.edu.pe/
Arnaldoa/article/view/194/182
Suni, M.; Pascual, E. y Jara, E. 2011. Desarrollo reproductivo
del “amancay” Ismene amancaes (Amaryllidaceae) en
su ambiente natural. Rev. peru biol. 18(3): 293 - 297.
Ulloa, C.; Zarucchi, J. L. y León, B. 2004. Diez años de
adiciones a la Flora del Perú: 1993-2003. Arnaldoa
Edic. Espec., Nov. 2004: 109-156.
Vadillo, G. y Suni, M. 2006. Evaluación de sustratos para
el establecimiento en laboratorio de plántulas de Puya
raimondii Harms (Bromeliaceae). Rev. peru. biol.
13(1): 139 141. Recuperado de: http://www.scielo.
org.pe/pdf/rpb/v13n1/a14v13n01.pdf

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2018 Juan Carlos Jaulis C., Alejandro Pacheco A., Ana Martinez V.

 width=

 La revista Anales Científicos de la Universidad Nacional Agraria La Molina esta trabajo está licenciado bajo una Licencia Internacional Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0.

 

ISSN:  2519-7398 (electrónico); 0255-0407 (impreso)
DOI: http://dx.doi.org/10.21704/ac
Dirección: Av. La Molina s/n La Molina. Oficina de Gestión de la Investigación. Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú.

Revista Anales Científicos
Universidad Nacional Agraria La Molina
Teléfonos (51-1)-614-7800 anexos 179 
Contacto: analescientificos@lamolina.edu.pe