Anales Cientícos, 79 (1): 151 - 158 (2018)
ISSN 2519-7398 (Versión electrónica)
DOI: http://dx.doi.org/10.21704/ac.v79i1.1157
Website: http://revistas.lamolina.edu.pe/index.php/acu/index
© Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima - Perú
Presentado: 04/09/2017
Aceptado: 01/05/2018
Suelos potenciales para el cultivo de camu camu (Myrciaria dubia H.B.K.
McVaugh) en la provincia de Coronel Portillo, región Ucayali
Study of Potential Soils for the Camu Camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) Farming in the
Province of Coronel Portillo, Ucayali Region
Wagner G. Verde Bedoya
1
y Julio C. Nazario Ríos
2*
* Autor de correspondencia
Resumen
El objetivo del estudio fue determinar las zonas aptas potenciales para el cultivo de camu camu (Myrciaria dubia H.B.K.
McVaugh). Las zonas potenciales fueron determinadas al aplicar siete criterios (geológico, clasicación de suelos,
siografía, clasicación de capacidad de uso mayor, textura del suelo, distancia del ro y nivel de inundación). También,
se elaboró un mapa temático por cada criterio, obteniéndose de la superposición de los mapas las zonas potenciales para
el sembrado del cultivo de camu camu. Se encontró que del total de la supercie evaluada, el sector de Masisea posee
tierras en condiciones aptas, regulares y no aptas para el sembrado de camu camu en porcentajes de 12,2%, 82,2% y 3,7%
respectivamente. El sector de Mashangay posee tierras en condiciones aptas y regulares para el sembrado de camu camu
en porcentajes de 10,7% y 88,7% respectivamente. El sector de Yarinacocha posee tierras en condiciones aptas, regulares
y no aptas para el sembrío de camu camu en porcentajes de 22,1%, 43,4% y 27,9 respectivamente. Por otro lado, el sector
de Pucallpillo posee tierras en condiciones aptas, regulares y no aptas para el sembrío de camu camu en porcentajes de
10,54%, 60,85 y 23,3% respectivamente. Por último, el sector de Utuquinia posee tierras en condiciones aptas, regulares
y no aptas para el sembrío de camu camu en porcentajes de 17,0%, 23,7% y 53,11% respectivamente.
Palabras clave: camu camu; cultivos en limpio y permanentes; inundabilidad; terraza baja.
Abstract
The objective of the study was to determine potential suitable areas for cultivation of camu camu (Myrciaria dubia H.B.K.
McVaugh). Potential zones were determined by applying seven criteria (geologic, soil classication, physiography, land
capability classication, soil texture, distance of the river and ooding level). Also, a thematic map was elaborated for
each criterion, obtaining from the superposition of the maps the potential zones for the cultivation of camu camu. It was
found that of the total area evaluated, the Masisea sector owns land in suitable conditions, regular and unsuitable for
the planting of camu camu in percentages of12,2%, 82,2% and 3,7%, respectively. The Mashangay sector has lands in
suitable and regular conditions for the farming of camu camu in percentages of 10,7% and 88,7%, respectively. The
Yarinacocha sector has lands in suitable, regular and not suitable conditions for the farming of camu camu in percentages
of 22,1%, 43,4% and 27,9%, respectively. On the other hand, the Pucallpillo sector has lands in suitable, regular and not
suitable conditions for the farming of camu camu in percentages of 10,54%, 60,85% and 23,3%, respectively. Finally, the
Utuquinia sector has lands in suitable, regular and not suitable conditions for the farming of camu camu in percentages
of 17,0%, 23,7% and 53,11%, respectively.
Keywords: Camu camu; permanent and clean farming; oodability; low terraces.
1
Ingeniero Agrónomo, Investigador Independiente, Lima, Perú. Email wgvb20@gmail.com
2
Universidad Nacional Agraria la Molina, Lima, Perú. Email: jnazario@lamolina.edu.pe
1. Introducción
El camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh), es uno
de los cultivos que se encuentra en proceso de expansión
debido principalmente a la demanda del mercado y por el
contenido de vitamina C (2700 mg de ácido ascórbico/100
g de pulpa). Por esa razón, con la nalidad de atender
el boom comercial suscitado, el Estado del Perú a partir
de 1997 impulsó la promoción de plantaciones de camu
camu, recomendando su instalación en 10 000 hectáreas
en los departamentos de Loreto y Ucayali; asimismo, el
Ministerio de Agricultura a través del Decreto Supremo
046-99-AG del 25 de noviembre de 1999, considera al
camu camu como un cultivo de interés nacional, y con
Resolución Ministerial 21-2000-AG, del 19 de enero del
2000, se aprueba el Programa Nacional de Camu Camu,
que tiene como objetivos promover el desarrollo sostenible
e integral del camu camu en función del mercado, a n
de mejorar la calidad de vida del poblador amazónico y
potenciar las riberas de los ríos, arroyos y lagos en armonía
con el medio ambiente.
Suelos potenciales para el cultivo de camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) en la provincia de Coronel Portillo, región Ucayali
Enero - Junio 2018
152
El camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh)
crece de manera natural en las orillas de los ríos, cochas
y cursos menores de agua en la amazonía. Su distribución
natural indica que la mayor concentración de poblaciones
y de diversidad se encuentra en la amazonía peruana a
lo largo de los ríos Ucayali y Amazonas y sus auentes,
ocupando posiciones siográcas de terrazas bajas
y en muy bajas concentraciones en la parte de Brasil
(Villachica, 1996). Esta demanda creciente del mercado
nacional e internacional está generando que el Estado
y las empresas nacionales promuevan la expansión de
nuevas áreas productivas. Sin embargo, sin tener la
información y conocimiento necesario se ha sembrado
camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) en
suelos no adecuados para el desarrollo de este cultivo,
por lo que se hace necesario estudiar las características
físicas, químicas, y la fertilidad de los suelos donde
crecen de manera natural cerca de las orillas de los ríos
y su relación con la inundación que estos puedan sufrir
durante el año. Es por ello que es importante determinar
las zonas potenciales para la expansión de nuevas áreas
de cultivo del camu camu. El objetivo general del estudio
fue determinar las tierras potenciales para el sembrío del
camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) en cinco
sectores (Masisea, Mashangay, Pucallpillo, Yarinacocha
y Utuquinia), en la provincia de Coronel Portillo, región
de Ucayali, mientras que los objetivos secundarios fueron:
Identicar las unidades geológicas en los cinco (05) sectores
de estudio (Masisea, Mashangay, Pucallpillo, Yarinacocha
y Utuquinia); Identicar las unidades siográcas en
los cinco (05) sectores de estudio (Masisea, Mashangay,
Pucallpillo, Yarinacocha y Utuquinia); Clasicar los suelos
mediante el “Keys to Soil Taxonomy” (USDA SCS 2014)
en los cinco (05) sectores de estudio (Masisea, Mashangay,
Pucallpillo, Yarinacocha y Utuquinia); Clasicar las tierras
de acuerdo con su capacidad de uso mayor en los cinco
(05) sectores de estudio (Masisea, Mashangay, Pucallpillo,
Yarinacocha y Utuquinia); Determinar la cercanía del
río en la relación con los sectores de estudio (Masisea,
Mashangay, Pucallpillo, Yarinacocha y Utuquinia);
Determinar las zonas inundables en el área de estudio en
los cinco (05) sectores de estudio (Masisea, Mashangay,
Pucallpillo, Yarinacocha y Utuquinia).
Generalidades del cultivo del camu camu (Myrciaria
dubia H.B.K. McVaugh, 1964)
El camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) es
un frutal nativo de la amazonía peruana constituyendo
su hábitat natural las zonas inundables en la naciente del
Amazonas y los estuarios y riberas del Ucayali. Según
McVaugh (1968), citado por Villachica (1996), pertenece
a la familia botánica Myrtaceae, género Myrciaria. Este
género no es muy amplio, habiéndose estudiado poco
de la taxonomía del camu camu y se le ha clasicado
como Myrciaria dubia (H.B.K) Mc Vaugh. A pesar de ser
una especie nativa de las zonas aluviales inundables, el
camu camu prospera bien en los suelos con buen drenaje,
siempre y cuando exista un buen suministro hídrico. Es así
que la planta crece bien en las cercanías de la localidad
de Pucallpa, donde la precipitación pluvial es de 1 700
mm/año. En este caso, el mejor desarrollo se obtiene en
suelos aluviales inundables periódicamente, luego, en los
suelos con drenaje deciente y por último en los suelos con
drenaje normal (Villachica, 1996). En la región de Ucayali
la inundación por la creciente del río Ucayali dura tres a
cuatro meses (entre enero a abril), las cuales coinciden con
la época de fructicación (Sánchez, 2006).
En cuanto al requerimiento edáco, las tierras aluviales
son los sitios ideales para el cultivo del camu camu, por
ser una especie que tolera muy bien las inundaciones. Pero
no debe generalizarse, pues no todas las tierras aluviales
son apropiadas para una producción rentable y duradera
(Achung, 1991), debiéndose excluir aquellos suelos muy
superciales, es decir con menos de 50 cm de profundidad,
suelos arenosos, inundados permanentemente, o aquellos
con alto riesgo de poder desbarrancar. Los lugares más
apropiados están en las restingas o terrazas aluviales
medias y altas, con suelos francos (contenidos de arena,
limo y arcilla más o menos en la misma proporción), y
donde el nivel de agua de las inundaciones regulares no
llega a amenazar la integridad de las cosechas (IIAP, 2001),
Las características químicas de los suelos aluviales
varían, observándose un pH extremadamente ácido en
rodales naturales, habiéndose encontrado valores de pH
que uctúan de 3,25 a 4,66. En los orillares de aguas
blancas, con plantaciones de camu camu en buen estado,
se encontraron valores de pH de 6,1 a 7,3, clasicados
como ligeramente ácidos a neutros. Se inere que el camu
camu desarrolla, adecuadamente, en suelos variados en
pH, desde muy ácidos a neutros. En cuanto al contenido
de materia orgánica, valores medios entre 2% y 4% son
considerados adecuados. En los rodales naturales, los
valores de materia orgánica son mayores (rango de 3,8
a 12%). En estos suelos con niveles bajos de nitrógeno
(0,06%), se observó desarrollo normal de plantas adultas,
sin presentar síntomas por deciencia. En general, los
valores de nitrógeno, en rodajes naturales, son superiores
a los encontrados en los orillares de ríos de aguas blancas.
Los niveles medios de fósforo (P), superiores a 7 ppm, son
favorables para el camu camu. En los rodales naturales se
encontraron niveles notablemente altos, entre 17 a 46 ppm
de P, mientras que en restinga, los valores son de nivel
medio a alto, entre 7 a 21 ppm de P (IIAP 2001).
Ecosistemas recomendables
El IIAP 2001 describe los ecosistemas inundables de la
amazonía, los cuales forman un complejo de opciones
que presentan diferencias críticas en relación con niveles
de inundación, nivel de sedimentación y erosión lateral.
Como se muestra en la Figura 1, la mayor distancia de la
plantación al río da lugar a claras desventajas en términos
de disponibilidad de nutrientes, presencia de plantas
invasoras y organismos perjudiciales, lo que se reeja en
mayores costos.
W. G. Verde y J. C. Nazario / Anales Cientícos 79 (1): 151 - 158 (2018)
153
Figura 1. Ecosistemas recomendables
Fuente: IIAP (2001)
La inundación en los suelos aluviales permite un
adecuado control de malezas, regulación de poblaciones
de insectos y nivel satisfactorio de nutrientes. Las terrazas
altas tienen condiciones adecuadas para sostener un
sistema como el del camu camu. Sin embargo, la mayor
diversidad y abundancia de malezas encarece las labores
de mantenimiento, la regulación de insectos se complica
por su mayor persistencia y los niveles nutritivos son
menores que en los pisos más bajos. Una ventaja que
podría tener este piso es su mayor estabilidad en relación
con los riesgos de erosión y de inundaciones tempranas.
Evidentemente, pequeñas diferencias en altitud ejercen
grandes diferencias ecológicas, biológicas y productivas
(Peters & Vasquez, 1986).
2. Materiales y métodos
El estudio se localizó en la región de Ucayali, en la provincia
de Coronel Portillo y en los distritos de Callería, Masisea,
Manantay y Yarinacocha. En estos distritos se escogieron
cinco (05) sectores de estudio que son los siguientes: sector
Masisea con 6 639,8 ha; sector Mashangay con 1 507,3 ha;
sector Pucallpillo con 4 081,3 ha, sector Yarinacocha con 8
350,1 ha; y el sector Utuquinia con 8 463,1 ha.
La metodología del estudio siguió una secuencia de
cuatro etapas. La primera etapa correspondió a actividades
de gabinete (precampo) donde se realizaron la adquisición
y procesamiento de imágenes satelitales y la ubicación
tentativa de las calicatas y preparación de materiales para
el trabajo de campo; la segunda etapa, el trabajo de campo
comprende la evaluación de los puntos de muestreo donde
se describió la zona circundante al punto de muestreo y la
descripción morfológica del perl registrándose el número
y espesor de horizontes, color
(en húmedo y seco), textura
al tacto, consistencia (en seco,
húmedo y mojado), estructura
(tipo, tamaño y grado), presencia
de carbonatos, modicador
textural, moteaduras,
distribución y tamaño de raíces,
reacción del suelo, presencia de
películas de arcilla y límite de
horizontes (Porta & López, 2005). En los cinco sectores
evaluación se realizaron treinta y cuatro (34) calicatas y se
obtuvieron en total ciento tres (103) muestras. La tercera
etapa comprendió la fase de laboratorio y la cuarta etapa
correspondió a la interpretación del trabajo de campo,
resultados de laboratorio y la determinación de las zonas
potenciales para el sembrío del camu camu.
Criterios para la determinación de la potencialidad
de las tierras para el sembrío del camu camu; se
ha aplicado criterios establecidos por el Instituto de
Investigación de la Amazonía Peruana (IIAP 2001), como
nivel de inundación, posición siográca, distancia mínima
500 m de la orilla del rio y la textura del suelo. Además, se
propuso incluir las características geológicas, que son muy
importantes para poder inferir algunas características de
formación, como la edad y origen; el criterio pedológico,
por estudiar al suelo en su ambiente natural y el criterio
de capacidad de uso mayor de la tierra. Para cada criterio
se elaboró un mapa con tres niveles de ponderación, apta,
regular y no apta. Para obtener la potencialidad de las
tierras se ha superpuesto los siete mapas temáticos como
geología, suelos, capacidad de uso mayor, siografía,
textura, clasicación de acuerdo a la distancia del río y
nivel de inundación. El mapa nal de potencialidad fue
obtenido mediante un análisis multivariado, en el cual
fueron sumados digitalmente por el SIG los siete mapas.
En este procedimiento se utilizó el siguiente algoritmo,
modicado de Sánchez et al. (2004).
Donde PC representa potencialidad del sembrío de camu
camu; pp, peso ponderado de la variable; Ge, Geología;
Su, Suelos; Fi, Fisiografía; CUM, capacidad de uso mayor;
In, inundabilidad; Tx, textura; Dr, distancia del río y Ntv;
número total de variables.
En el Tabla 1 se muestra la información que presentaba
cada polígono en el mapa, donde se asignaba un código, y a
cada código se le agregaban las variables correspondientes
a la temática tratada; y, al nal, se tenía el producto de
haber aplicado la fórmula anterior. Finalmente se estableció
un índice de aptitud potencial (PC) de las tierras para el
cultivo de camu camu ver Tabla 2.
Tabla 1. Secuencia de operación de aptitud
Código de
polígono
Coberturas
Potencial
PC
Geología
Ge
Suelos
Su
CUM
Fisiografía
Fi
Inundabilidad
In
Textura
Tx
Dr
1a 2 2 1 2 2 3 3 2
1b 2 2 1 3 2 2 1 2
1c 1 1 1 2 1 1 3 1
Suelos potenciales para el cultivo de camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) en la provincia de Coronel Portillo, región Ucayali
Enero - Junio 2018
154
Tabla 2. Aptitud potencial para el camu
PC Potencial Descripción
1 Apto
Son tierras adecuadas para el sembrío del camu
camu
2 Regular
Son tierras que presentan condiciones regulares
para el sembrío de camu camu.
3 No apto
Son tierras que no reúnen condiciones para el
desarrollo de cultivo
3. Resultados y discusión
Sector de Masisea
El sector en evaluación ocupa una supercie de 6 639,8
ha, donde se describieron la geología, siografía, suelos,
uso mayor, textura, inundabilidad y las tierras potenciales
para el sembrío de camu camu. De acuerdo con el mapa
geológico, el área de estudio se encuentra sobre un
depósito aluvial de holoceno (Qh-al3) (Rasanen, 1993).
La siografía se caracteriza por presentar un paisaje de
llanura, con un subpaisaje llanura aluvial y dos elementos
del paisaje, terraza baja y terraza media. De acuerdo con
la clasicación de suelos USDA (2014), se identicaron
tres subgrupos: Typic Udiuvents, Mollic Udiuvents y
Oxyaquic Udiuvents, todos pertenecen al orden Entisols,
que son suelos de reciente formación. En la clasicación de
la capacidad de uso mayor de la tierra se identicaron dos
subclases: A2si y A3s, ambos pertenecen al grupo cultivos
en limpio. La textura del suelo varía de franco limoso a
franco arcilloso, y en todos hay predominancia de limo con
porcentajes mayores de 40%. En cuanto a la Inundabilidad,
el área de estudio presentaba zonas no inundables y zonas
inundables. Las zonas inundables se clasicaron en dos
rangos: la primera, menor de 1 m; y la segunda, entre 1
a 2 m sobre el nivel del suelo. De la ponderación de los
criterios de evaluación se ha determinado las tierras
potenciales (Tabla 3).
Tabla 3. Supercie de tierras potenciales en el sector de
Masisea
Descripción
Potencial
PC
Supercie
ha %
Aptas 1 815,8 12,29
Regular 2 5 458,2 82,21
No aptas 3 246,0 3,71
Otras áreas 119,7 1,8
Total 6 639,8 100,00
Sector de Mashangay
Posee una supercie de 1507,3 ha. Geológicamente se
encuentra constituido por dos depósitos aluviales: uno
del Holoceno (Qh-al3) y el segundo del Pleistoceno que
es más antiguo, habiéndose depositado hace 2,5 millones
de años aproximadamente (Rasanen, 1993). La siografía
se caracteriza por presentar un paisaje de llanura, con un
subpaisaje llanura aluvial y dos elementos del paisaje
terraza baja y terraza media. De acuerdo con la clasicación
de suelos USDA (2014), se identicaron tres subgrupos:
Typic Udiuvents y Oxyaquic Udiuvents que pertenecen
al orden Entisols y el subgrupo Fluventic Eutrudepts que
es un Inceptisols. En la clasicación de la capacidad de
uso mayor de la tierra se identicaron tres subclases: A2si,
A2s y A3s, todas pertenecen al grupo cultivos en limpio.
La textura del suelo varía de franco limoso a arcilloso
donde hay predominancia de fracciones de limo mayores
de 34% y de arcilla también mayores de 30%. En cuanto
a la Inundabilidad presentan zonas no inundables y zonas
inundables. Las zonas inundables se han clasicado en
dos rangos: la primera, menor de 1 m; y la segunda, entre
1 a 2 m sobre el nivel del suelo. De la ponderación de
los criterios de evaluación se ha determinado las tierras
potenciales (Tabla 4).
Tabla 4. Supercie de tierras potenciales para el sembrío
de camu camu en el sector de Mashangay
Descripción
Potencial
PC
Supercie
ha %
Apto 1 161,4 10,7
Regular 2 1 336,7 88,7
Otras áreas 9,2 0,6
Total 1 507,3 100,0
Sector de Yarinacocha
El sector en evaluación ocupa una supercie de 8 350,1
ha, donde se describieron la geología, siografía, suelos,
uso mayor e inundabilidad y las tierras potenciales para el
sembrío de camu camu. De acuerdo con el mapa geológico
el área de estudio está constituida por un depósito aluvial
(Qh-al3), que corresponde al Cuaternario Holoceno y
se halla sobre una llanura inundable (Rasanen, 1993).
La siografía se caracteriza por presentar un paisaje
de llanura, con subpaisaje de llanura aluvial y presenta
un elemento de paisaje terraza baja. De acuerdo con la
clasicación de suelos USDA (2014), se identicaron dos
subgrupos: Oxyaquic Udiuvents y Typic Fluvaquents,
ambos pertenecen al orden Entisols y son suelos de reciente
formación. En la clasicación de la capacidad de uso mayor
de la tierra se identicaron tres grupos: el primero, tierras
aptas para cultivos con la subclase A3si; el segundo, tierras
aptas para cultivos permanentes con la subclase C3si; y el
último, tierras de protección con la unidad Xsi. La textura
del suelo varía de franco limoso a arcilloso, y en la mayoría
hay predominancia de fracciones de limo con porcentajes
mayores de 40%. En cuanto a la Inundabilidad el sector
de Yarinacocha solo presentan zonas inundables, las que
han sido clasicadas en tres rangos: la primera, menor de
1 m; la segunda, de 1 a 2 m; y la última, mayor de 2 m
sobre el nivel del suelo. De la ponderación de los criterios
de evaluación se ha determinado las tierras potenciales ver
Tabla 5.
Sector de Pucallpillo
Posee una supercie de 4 081,3 ha. Geológicamente
se encuentra sobre un depósito aluvial (Qh-al3), que
W. G. Verde y J. C. Nazario / Anales Cientícos 79 (1): 151 - 158 (2018)
155
correspondiente al Cuaternario del Holoceno y lo
constituyen los depósitos uviales y aluviales (Rasanen,
1993). La siografía se caracteriza por presentar un
paisaje de llanura, con un subpaisaje llanura aluvial y
dos elementos de paisaje terraza baja y terraza media. De
acuerdo con la clasicación de suelos USDA (2014), se
identicaron dos subgrupos: Typic Udiuvents y Oxyaquic
Udiuvents, ambos pertenecen al Orden Entisols y son
suelos de reciente formación. En la clasicación de la
capacidad de uso mayor de la tierra se identicó un grupo
que son las tierras aptas para cultivos en limpio con dos
subclases: A3si y A3s. La textura del suelo varía de franco
arenoso a arcilloso, y en la mayoría hay predominancia
de fracciones de limo con porcentajes mayores de 40% y
de arcillas mayores de 30%. En cuanto a la Inundabilidad
presentan zonas no inundables y zonas inundables. Las
zonas inundables se han clasicado en tres rangos: la
primera, menor de 1 m; la segunda, de 1 a 2 m; y la última,
mayor de 2 m sobre el nivel del suelo. De la ponderación
de los criterios de evaluación se ha determinado las tierras
potenciales (Tabla 6).
Tabla 5. Supercie de tierras potenciales en el sector de
Yarinacocha
Descripción Potencial PC
Supercie
ha %
Aptas 1 1 846,9 22,1
Regular 2 3 613,0 43,3
No aptas 3 2 327,2 27,9
Otras áreas 562,9 6,7
Total 8 350,1 100,0
Tabla 6. Supercie de tierras potenciales para el sembrío
de camu camu en el sector de Pucallpillo
Descripción
Potencial
PC
Supercie
ha %
Apto 1 430,3 10,54
Regular 2 2 483,8 60,86
No apto 3 952,6 23,34
Otras áreas 214,6 5,26
Total 4 081,3 100,0
Sector de Utuquinia
Posee una supercie de 8 463,1 ha. Geológicamente se
encuentra sobre un depósito aluvial del holoceno (Qh-al3)
del Cuaternario Holoceno y lo constituyen los depósitos
uviales y aluviales (Rasanen, 1993). La siografía
se caracteriza por presentar un paisaje de llanura, con
un subpaisaje llanura aluvial y un elemento de paisaje
terraza baja. De acuerdo con la clasicación de suelos
USDA (2014), se identicaron dos subgrupos: Oxyaquic
Udiuvents y Aquic Udiuvents, ambos pertenecen al
Orden Entisols y son suelos de reciente formación. En la
clasicación de la capacidad de uso mayor de la tierra se
identicaron dos grupos: el primero son tierras aptas para
cultivos en limpio con la subclase A2si; y el segundo son
tierras aptas para producción forestal con la subclase F2si.
La textura del suelo varía de franco limoso a arcilloso, y
en la mayoría hay predominancia de fracciones de limo
con porcentajes mayores de 42% y la fracción arcilla en
promedio 34%. En cuanto a la Inundabilidad el sector de
Utuquinia solo presentan zonas inundables, las que han
sido clasicadas en tres rangos: la primera, menor de 1 m;
la segunda, de 1 a 2 m; y la última, mayor de 2 m sobre
el nivel del suelo. De la ponderación de los criterios de
evaluación se ha determinado las tierras potenciales (Tabla
7).
Tabla7. Supercie de tierras potenciales en el sector de
Utuquinia
Descripción
Potencial
PC
Supercie
ha %
Aptas 1 1 445,84 17,08
Regular 2 2 007,71 23,72
No aptas 3 4 511,72 53,31
Otras áreas 497,8 5,89
Total 8 463,1 100,00
Suelos según su origen
Todas las estaciones de muestreo se ubicaron sobre
una llanura aluvial, en las cuales se ha distinguido los
siguientes elementos de paisaje: terraza baja 1 “barrizal”,
la terraza baja 2 (terraza inundable, donde la inundación es
periódica), terraza media plana, terraza media ligeramente
ondulada y pantanos, denominando a este último como
zonas saturadas por agua gran parte del año. La terraza
baja 1 “barrizal” se ha identicado en el sector de Masisea
y Yarinacocha, caracterizándose por formarse todos los
años, encontrarse muy cerca del curso del río principal o
secundario y se inunda generalmente todos los años. La
terraza baja 2 se presenta en todo los sectores de estudio,
y se caracteriza por inundarse todos los años, donde la
altura de inundaciones es muy variable, desde los 10 cm
hasta mayores de 2 m de altura. La terraza media plana
se presenta en los sectores de Masisea, Mashangay
y Pucallpillo, caracterizándose por no estar afecto a
inundaciones periódicas o prolongadas. La terraza media
plana ligeramente ondulada se observa en el sector de
Masisea, y corresponde a suelos aluviales que actualmente
se encuentran a un nivel de 20 a 25 metros sobre el río
Ucayali. Su relieve es ligeramente ondulado. El pantano
se ha observado en el sector de Yarinacocha, el cual se
caracteriza por encontrarse cubierto con agua gran parte
del año, mostrando una geoforma cóncava de succión.
En el área de estudio, los suelos han sido clasicados de
acuerdo con la clasicación USDA (2014) encontrándose
los siguientes subgrupos:
a. Subgrupo Typic Udiuvents
Este subgrupo se presenta en tres sectores (Masisea,
Mashangay y Pucallpillo), y agrupa a ocho suelos. Se
Suelos potenciales para el cultivo de camu camu (Myrciaria dubia H.B.K. McVaugh) en la provincia de Coronel Portillo, región Ucayali
Enero - Junio 2018
156
distribuye sobre una terraza media plana, que se caracteriza
por no sufrir inundaciones en la época de crecidas del
río Ucayali. Entre sus características químicas destaca
un pH del suelo que uctúa entre ligeramente ácido a
moderadamente básico, en supercie y profundidad.
Vásquez (2000), menciona que el camu camu, en
condiciones naturales se desarrolla en suelos con variado
pH, desde ácidos hasta de reacción neutra, mientras
que, en