Anales Cientícos, 79 (2): 377 - 385 (2018)
ISSN 2519-7398 (Versión electrónica)
DOI: http://dx.doi.org/10.21704/ac.v79i2.1247
Website: http://revistas.lamolina.edu.pe/index.php/acu/index
© Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima - Perú
Presentado: 31/01/2018
Aceptado: 12/12/2018
Rendimiento de pepino (Cucumis sativus L.) en función del tipo de bandeja y la
edad de transplante de las plántulas
Cucumber (Cucumis sativus L.) yield in function of tray type and seedling age at transplanting
Nelson José Montaño Mata
1
; José Alexander Gil Marín
2
*; Yeniledys Palmares
2
*Autor de correspondencia
Resumen
Se estudió el efecto del volumen de sustrato y de la edad de las plántulas en la producción de pepino ‘Poinsett 76’ en
bajo condiciones de campo en el sector de San Vicente, Maturín, estado Monagas, Venezuela, de abril a junio (2011).
Los tratamientos consistieron en cuatro volúmenes de sustrato (52, 25, 18 y 11 cm
3
en bandeja plástica) y dos edades
de plántulas (7 y 14 días después de la siembra). El diseño experimental fue en bloques al azar, con cuatro repeticiones
y treinta plantas por parcela. Fueron evaluaron la cosecha precoz, intermedia, tardía y total. Las variables longitud,
diámetro, peso del fruto, número de frutos por planta, rendimiento por planta y por hectárea. Para las condiciones de
este experimento, se concluye que la producción total fue superior en las plántulas producidas en bandejas con mayor
volumen de sustrato (52 y 25 cm
3
, respectivamente). Sin embargo, las plántulas producidas en menor volumen de sustrato
presentaron menor rendimiento cuando ellas fueron más viejas (14 días). La edad inuyo en la producción total de frutos
cuando las plántulas fueron trasplantadas a los siete días después de la siembra. La edad no inuyo sobre la longitud,
diámetro, peso del fruto, número de frutos por planta en las plántulas producidas en volumen de sustrato mayor. La
producción de plántulas de pepino en bandejas resulto en alta productividad (con media de 91,3 t*ha
-1
).
Palabras clave: Cucumis sativus; tipo de bandeja; rendimiento; pepino; tamaño de celda.
Abstract
The effect of the cell size and seedling transplanting age on the production of cucumber ‘Poinsett 76’ under eld culti-
vation was studied, from April to June (2011) in Maturin, Monagas State, Venezuela. The treatments resulted from the
combination of four tray cell sizes (52, 25, 18 and 11cm
3
) and two seedlings transplanting ages (seven and 14 days after
sowing), evaluated in a randomized block design, with four replications and thirty plants per plot. During the harvest
period were evaluated the harvest precocious, late, intermediate, and total yield. Fruit length, fruit diameter, fruit weight,
number of fruits per plant, yield per plant, and yield of fruit per hectare were evaluated. The best results were obtained
with the seedlings produced in greater volume of substrate trays. To the conditions of this experiment, it was ended that
total production was improved when seedlings were produced in larger sized trays (52 and 25 cm
3
respectively). Howev-
er, seedling produced in smaller cell volume had their yield minor when they were older (14 day). Transplanting age had
inuence over the total yield of fruits when seedlings were seven days after sowing transplanting. Transplanting age had
no inuence on the fruit length, fruit diameter, fruit weight, number of fruits per plant when seedlings were obtained in
large sized trays. The seedlings produced in trays resulted in high yield (average of 91,3 t* ha
-1
)
Keywords: Cucumis sativus; tray type; yield; cucumber; cell size.
1
Departamento de Agronomía
2
Departamento de Ingeniería Agrícola, Núcleo Monagas, Universidad de Oriente (UDO). Avenida Universidad Campus Los Guaritos, Maturín, 6201,
estado Monagas, Venezuela y, UDO, Maturín. Email: jalexgil2005@hotmail.com.
1. Introducción
Dentro de las hortalizas tropicales, las cucurbitáceas
ocupan un lugar destacado, siendo sus frutos de amplia
aceptación popular. El pepino (Cucumis sativus L.) es una
de las especies más cultivadas en Venezuela después de la
patilla y melón, debido a su importancia socioeconómica,
en la generación de empleos directos en la región de
siembra, principalmente cuando el cultivo es realizado
en el sistema de empalado, además de presentar alto
valor nutricional. En el último año, el cultivo de pepino
se colocó entre las principales cucurbitáceas producidas
en Venezuela, con una supercie cosechada de 1 248
hectáreas, registrándose un rendimiento por hectáreas
de 16.017 t*ha
-1
, y una producción de 19 989 toneladas
(Fedeagro, 2017). La dependencia de las semillas
importadas de variedades e híbridos de altos costos y la
inestabilidad del ciclo de precipitación en el país y en el
estado Monagas, como consecuencia del cambio climático
que se ha observado a nivel mundial, sumado a la necesidad
de incrementar la producción de alimentos, ha llevado a
la búsqueda de alternativas para enfrentar las dicultades
que se presentan al momento de la siembra. Actualmente,
se está expandiendo el uso de bandejas plásticas por los
agricultores con el propósito de obtener las plántulas para
Rendimiento de pepino (Cucumis sativus L.) en función del tipo de bandejas y la edad de transplante de las plántulas
Julio - Diciembre 2018
378
el trasplante en campo. Ha llegado al mercado venezolano,
y en especial en el estado Monagas semillas de híbridos
de pepino con precio superior a los de cultivares. Debido
al mayor costo, los agricultores vienen utilizando
bandejas para producción de plántulas. Actualmente, en la
producción de plántulas, se utilizan bandejas con celdas
de varios tamaños y para maximizar la producción de
plántulas en vivero, los productores utilizan celdas con
el menor volumen posible. Según, Minami (1995), en
las bandejas hay mejor aprovechamiento de las semillas,
produciendo cada semilla una plántula. Comparada a la
siembra directa, con el uso de esa tecnología ocurre una
disminución en las fallas de pegado inicial en el campo,
también como aumento en la uniformidad inicial de las
plantas. Pero la reducción del volumen puede afectar la
calidad de la plántula en consecuencia, la productividad
y calidad del producto. La restricción radical, observada
en pequeños volúmenes de celdas, puede perjudicar el
crecimiento y la fotosíntesis, el contenido de clorola en
las hojas, la absorción de nutrientes y agua, la respiración,
la oración, también la producción (Nesmith y Duval,
1998). Otro factor importante que puede afectar la calidad
y productividad de las plantas, es la edad de las plántulas
para el trasplante. Si la planta es mantenida por un periodo
muy largo en la bandeja, pudiera ocurrir deciencia de
nutrientes y reducción de su calidad. El tiempo en que las
plántulas permanezcan con su sistema radical restringido
debe ser el mínimo posible (Pereira y Martínez, 1999).
Para las cucurbitáceas es recomendado que se trasplante
las plántulas con tres semanas de edad y dos hojas (Borne,
1999), ya que son plantas que poseen un desarrollo rápido.
En pepino, Seabra Júnior et al. (2004) observaron reducción
de la productividad con la utilización de plántulas viejas.
Según Belfort y Gomes (2000), la edad de trasplante en
que las plántulas son trasplantadas puede perjudicar su
calidad. El volumen de la celda utilizado puede no ser
compatible con el tiempo de permanencia de las plántulas
en la bandeja y restringir el desarrollo de la raíz. Para
los productores de plántulas, hay la tendencia de vender
plántulas más nuevas, para reducir su tiempo en el vivero
de producción. Los productores que van a cultivar estas
plántulas preeren los más desarrollados. Probablemente,
esa preferencia está relacionada con la facilidad de
trasplante, porque su sistema de radical compacto no se
rompe en el momento de retirada de las bandejas (Seabra
Júnior et al., 2004). Por lo antes expuesto, el objetivo de
esta investigación fue estudiar el efecto del tipo de bandeja
y edad de las plántulas en el rendimiento del cv. “Poinsett
76”.
2. Materiales y métodos
Las plántulas fueron producidas en ambiente protegido, en
una estructura tipo capilla, con dimensiones de 4 x 10 m y
pie directo de 2,5 m, cobertura de cristal y lateralmente sin
tela antiádos. Para la siembra fueron utilizadas bandejas
de poliestireno expandido con 72, 128, 162 y 200 celdas,
correspondientes a un volumen de 52, 25, 18 y 11 cm
3
,
respectivamente. Estas fueron rellenadas con sustrato
comercial Turba (Sogemix PG-M), utilizándose una
semilla por celda de la variedad “Poinsett 76” de la empresa
Semillas Magna, la cual es moderadamente vigorosa y
adaptable a diversas condiciones climáticas, de frutos
monoicos, 19 x 6 cm, de forma cilíndrica y color verde
oscuro, con ciclo de 65 días a cosecha aproximadamente,
introducidas al país hace 60 años y de alta aceptación
por el consumidor venezolano. El diseño experimental
utilizado fue de bloques completos al azar, con tres
repeticiones en arreglo factorial, cuyo primer factor fue
cuatro tipos de bandejas (TB): 72, 128, 162 y 200 celdas y
el segundo factor, la edad trasplante de plántulas (ET): 7 y
14 días después de la siembra (dds). Las siembras fueron
realizadas con una diferencia cada siete días (29/03/2011
y 5/04/2011), respectivamente, para ser realizado el
trasplante de las plántulas de todos los tratamientos en el
mismo día (12/5/2011) en el aérea experimental (campo)
en hileras de 10 m de longitud. El espaciamiento utilizado
fue de 1,0 x 0,33 m. El sistema de riego utilizado fue goteo
con fertirrigación.
El experimento se ubicó en el sector de San Vicente,
municipio Maturín, estado Monagas, Venezuela, a 9°44’37”
de latitud Norte y los 63°15’59” de longitud Oeste, y altitud
de 51 msnm. Según Holdridge citado por Gil et al. (2000),
el clima de la región es del tipo Bosque Seco Tropical,
caracterizado por presentar una estación lluviosa de mayo
a diciembre y una estación seca de enero a abril, con una
precipitación media anual de 1 219,6 mm, una temperatura
media anual de 25,9 °C, con una evapotranspiración
potencial de 1 372 mm y una evaporación de 1 573 mm.
Textura del suelo franco arenosa con pH 4,7 y contenido de
materia orgánica de 1,2 %.
La cosecha de los frutos comenzó el 20 de junio,
cosechándose todos los frutos que presentaron
características comerciales. Se realizaron evaluaciones de
largo, ancho, peso del fruto, número de frutos por planta,
rendimiento de frutos por hectárea. Se realizaron un total
de seis cosechas agrupadas para su análisis de la manera
siguiente: cosecha precoz: primera y segunda, cosecha
intermedia: tercera y cuarta, cosecha tardía: quinta y
sexta y cosecha total: la sumatoria de la primera, segunda,
tercera, cuarta, quinta y sexta.
Caracteres evaluados
Los datos fueron recolectados del promedio de las plantas
de las hileras centrales excluyendo los bordes de las hileras,
y del promedio de 28 plantas seleccionadas por parcelas.
El largo y ancho del fruto se tomó del promedio de diez
frutos de cada cosecha tomados al azar y medidos con un
vernier.
Para el peso del fruto se tomaron 10 frutos al azar en
cada cosecha de cada tratamiento y se pesaron en una
balanza de alta precisión. En la variable frutos por planta se
contaron todos los frutos de 28 plantas de cada tratamiento
y el total se dividió entre el número de plantas cosechadas y
se tomó la media de los valores. Por último, el rendimiento
N. J. Montaño et al. / Anales Cientícos 79 (2): 377 - 385 (2018)
379
(t*ha
-1
) de frutos se calculó con el rendimiento obtenido
de las veintiocho plantas de cada tratamiento en un área de
9,24 m
2
, después de eliminar los extremos o el efecto de
bordura y mediante el cálculo de una regla de tres simple
se estimó el rendimiento por hectárea.
Análisis estadísticos
Los datos se examinaron estadísticamente mediante un
análisis de varianza y para la comparación de medias fue
aplicada la prueba de rangos múltiple de Duncan. Todos
los análisis estadísticos se realizaron con una probabilidad
igual al 5 % (Steel y Torrie, 1986). Para el análisis de
los datos obtenidos en el experimento se usó el paquete
estadístico SAS 9.0 (SAS Institute Inc., 2002).
3. Resultados y discusión
Largo del fruto
El largo y ancho del fruto es uno de los componentes de
calidad que son atribuidos al tamaño y a la apariencia. El
largo del fruto no fue afectado por la edad de las plántulas
y tipo de bandeja variando de 17,11 a 17,25 y 16,96 a 17,47
cm; 17,20 a 17,33 y 17,02 a 17,63 cm; 17,12 a 17,26 y
16,94 a 17,47 cm, en la cosecha precoz, intermedia, tardía,
respectivamente (Tabla 1). Sin embargo, la interacción entre
los factores edad de trasplante y tipo de bandeja, asimismo
como los factores edad y bandeja, individualmente, fueron
signicativas en la cosecha total. Con la bandeja de 72
celdas (52 cm
3
) y 14 dds, se observaron los frutos con
mayor longitud (17,55 cm), superior al obtenido en los
demás tratamientos, pero diferencia estadística a los frutos
producidos por las plántulas provenientes de bandeja de 52
cm
3
y 7 dds (Tabla 2). Los frutos de menor longitud (16,85
cm) a partir de las plántulas procedentes de bandeja de 200
celdas (11 cm
3
) y 14 dds.
Tabla 1. Promedios del largo del fruto de pepino (Cucumis
sativus L.) cv. “Poinsett 76” en la cosecha precoz,
intermedia, y tardía, en función del tipo de bandeja
(72, 128, 162 y 200 celdas) y de la edad de trasplante
(7 y 14 dds)
TB
(celdas)
Largo (cm) del fruto1/
Cosecha
precoz
Cosecha
intermedia
Cosecha
tardía
72 17,47a 17,63a 17,47a
128 17,25a 17,22a 17,26ab
162 17,05a 17,20a 17,08b
200 16,96a 17,02a 16,94b
C.V. (%) 1,86 2,05 1,71
ET
(dds)
Largo (cm) del fruto 1/
7 17,25a 17,33a 17,26a
14 17,11a 17,20a 17,12a
C.V. (%) 1,86 2,05 1,71
1/Medias seguidas por la misma letra no dieren entre si estadísticamente
por la prueba de Duncan a 5 % de probabilidad.
Tabla 2. Efecto de la interacción en el largo promedio
del fruto de pepino (Cucumis sativus L.) cv. “Poinsett
76” en la cosecha total, en función de las diferentes
e d a d e s d e t r a s p l a n t e ( 7 y 1 4 d d s ) y t i p o d e b a n d e j a
(72, 128, 162 y 200 celdas)
ET
(dds)
Largo (cm) del fruto1/
TB (celdas)
72 128 162 200
7 17,50Aa 17,25Ab 17,28Ab 17,11Ab
14 17,55Aa 17,24Ab 16,95Bc 16,85Bc
C.V. (%): 0,72 %. 1/Medias seguidas de la misma letra mayúscula en
la columna (celdas) y de la misma letra minúscula en las las (edad de
trasplante), no diferencian entre mismo al 5 % de la probabilidad para
la prueba de rango múltiples de Duncan.
Ancho del fruto
Para esta variable, la interacción entre los factores edad de
trasplante y tipo de bandeja no fue signicativa, asimismo
como el factor edad, individual en las cosechas precóz,
intermedia, tardía, y cosecha total, donde el ancho del
fruto varió entre 5,44 a 5,49 cm en la precoz, 5,51cm en
la intermedia, 5,47 a 5,52 cm tardía, y 5,49 a 5,50 cm en
la cosecha total, y promediaron 5,47; 5,51; 5,50 y 5,49
cm, respectivamente (Tabla 3). No obstante, diferencias
signicativas (p≤ 0,05) fueron observadas en el ancho
del fruto a causa del tipo de bandeja en todas las cosechas
(precóz, intermedia, tardía, y cosecha total). La bandeja
de 72 celdas promovió el mayor valor promedio, ya que
fueron cosechados frutos de ancho 6,01; 5,96; 6,00 y 6,01
cm, en las respectivas cosechas, en todas las cosechas.
Los frutos de menor ancho se obtuvieron en las plantas
provenientes de bandeja de 200 celdas (Tabla 3).
Tabla 3. Promedios del ancho del fruto de pepino
(Cucumis sativus L.) cv. “Poinsett 76” en la cosecha
precoz, intermedia, tardía y total, en función de la
e d a d d e t r a s p l a n t e ( 7 y 1 4 d d s ) y d e l t i p o d e b a n d e j a
(72, 128, 162 y 200 celdas)
Ancho (cm) del
fruto1/
TB
(celdas)
Cosecha
precoz
Cosecha
intermedia
Cosecha
tardía
Cosecha
total
72 6,01a 5,96a 6,00a 6,01a
128 5,48b 5,48b 5,48b 5,48b
162 5,26c 5,36bc 5,36b 5,32c
200 5,11c 5,24c 5,16c 5,17d
C.V (%): 2,75 2,25 2,16 1,47
ET
(dds)
Ancho (cm) del fruto
1/
7 5,49a 5,51a 5,47a 5,49a
14 5,44a 5,51a 5,52a 5,50a
Promedios 5,47 5,51 5,50 5,49
C.V. (%): 2,75 2,25 2,16 1,47
1/Medias seguidas por la misma letra no dieren entre si estadísticamente
por la prueba de Duncan a 5 % de probabilidad.
Rendimiento de pepino (Cucumis sativus L.) en función del tipo de bandejas y la edad de transplante de las plántulas
Julio - Diciembre 2018
380
López-Elías et al. (2011b) evaluaron la producción
y calidad de pepino bajo condiciones de invernadero
obtuvieron diámetro del fruto, dentro de los estándares
establecidos para pepino tipo americano, con un diámetro
de 5,0 cm. Estos resultados concuerdan al ancho del fruto
obtenidos en el presente trabajo, cuyo promedio en la
cosecha precoz fue de 5,47 cm¸ en la cosecha intermedia;
5,52 cm y de 5,55 cm en la cosecha tardía, respectivamente.
Chacón et al. (2017) estudiaron tres genotipos de pepino
partenocárpico tipo mini cultivados bajo condiciones de
invernadero. Los resultados obtenidos se ubicaron dentro
del rango establecido por otros autores, el diámetro del fruto
varió entre 3,80 y 4,4 cm (Shaw et al., 2000). Mientras que,
en ensayos de pepino en invernadero, otros investigadores
obtuvieron un diámetro del fruto que osciló entre 2,64
y 2,77 cm (Hochmuth et al., 2004). Asimismo, en otro
estudio se encontró un rango entre 2,84 y 3,51 mm para esta
variable (Soleimani et al., 2009), y en otra investigación se
obtuvieron valores entre 3,50 y 3,70 cm para esta variable
(Jasso- Chaverria et al., 2005). Por otra parte, otros autores
encontraron que el diámetro del fruto osciló entre 4,60 y
5,80 cm (Gómez-López et al., 2006). Estos inferiores son
similares a los obtenidos en la presente investigación, y en
otro estudio se obtuvo un valor de 4,90 cm para el diámetro
del fruto (Galindo et al., 2014). Santi et al. (2013) en un
estudio sobre la producción de pepino japonés ‘Tsuyataro’
obtuvieron en la cosecha total un diámetro del fruto
promedio que vario de 3,4 a 3,5 cm. Estos resultados son
inferiores a los obtenidos en la presente evaluación. La
diferencia en los resultados, podría deberse probablemente,
al cultivar, manejo cultural, tipo de riego aplicado, plan de
fertilización, la densidad de siembra utilizada, localidad y
tipo de suelo en donde se llevó a cabo el estudio, o etapa
en la cual se realizó la recolección de los frutos para
su consumo o comercialización. Westwood citado por
Montaño & Méndez (2009) señala que el ancho del fruto
depende a su vez de otros parámetros: zona cortical, pulpa
y cavidad central. Estos tres caracteres tienen también una
clara inuencia en el peso del fruto, pero su mayor interés
radica en que determina un aspecto importante de la calidad
del fruto como es la relación de la parte comestible dentro
del mismo. Varios factores inuyen sobre el tamaño del
fruto: polinización, condiciones climáticas durante la etapa
inicial del desarrollo del fruto, relación hoja-fruto y las
prácticas culturales. El tamaño denitivo del fruto depende
de: (1) número de células presente en el fruto cuajado, (2)
número de divisiones celulares que ocurre posteriormente,
y (3) la extensión que las células alcanzan. Las divisiones
celulares durante el estado inicial del crecimiento del fruto
tienen una mayor inuencia en el tamaño denitivo del
fruto.
Peso del fruto
Para la variable peso del fruto, la interacción entre los
factores edad de trasplante y tipo de bandeja no fue
signicativa, asimismo como los factores edad y bandeja,
individualmente en las cosecha precóz, intermedia, y
cosecha total, ya que el peso del fruto varió entre 286,7
a 332,2 g en la cosecha precóz, 282,0 a 333, 8 g en la
intermedia, 293,5 a 317,0 g en la cosecha total; el promedio
general fue de 308,6; 309,2; y 306,2 g, respectivamente.
En la cosecha tardía,, los frutos de menor peso (266,3 g)
se obtuvieron en las plántulas provenientes de bandeja de
72 celdas, pero el resto de los tratamientos no mostraron
diferencias signicativas entre (Tabla 4). No se
observaron diferencias signicativas (p≤ 0,05) a causa
de la edad de trasplante en todas las cosechas (precóz,
intermedia, tardía, y cosecha total). El peso del fruto osciló
de 304,9 a 312,3 g en la cosecha precóz, 304,5 a 313,9 g en
la intermedia, 298,5 a 300,8 g en la tardía y 305,9 a 306,8
g en la total, y promedios de 308,6; 309,2; 299,6 y 306,2 g,
respectivamente (Tabla 4).
Tabla 4. Promedios del peso del fruto de pepino (Cucumis
sativus L.) cv. “Poinsett 76” en la cosecha precoz,
intermedia, tardía y total, en función del tipo de bandeja
(72, 128, 162 y 200 celdas) y de la edad de trasplante
(7 y 14 dds)
TB
(Celdas)
Peso (g) del fruto 1/
Cosecha
precoz
Cosecha
intermedia
Cosecha
tardía
Cosecha
total
72 332,2a 282,0a 266,3b 293,5a
128 312,0 a 295,5a 308,0a 305,2a
162 303,7a 333,8a 309,0a 317,0a
200 286,7a 325,5a 315,2a 309,0a
Promedios 308,6 309,2 299,6 306,2
C.V(%).: 9,51 13,21 7,49 7,21
ET (dds) Peso (g) del fruto 1/
7 304,9a 313,9a 298,5a 305,9a
14 312,3a 304,5a 300,8a 306,8a
Promedios 308,6 309,2 299,6 306,2
C.V. (%): 9,51 13,21 7,49 7,21
1/Medias seguidas por la misma letra no dieren entre si estadísticamente
por la prueba de Duncan a 5% de probabilidad.
López-Elías et al. (2011b) evaluaron la producción
y calidad de pepino bajo condiciones de invernadero
encontraron que el peso del fruto, estuvo dentro de los
estándares establecidos para pepino tipo americano, con
un peso promedio de 330 g. Mientras que, Chacón et al.
(2017) evaluaron tres genotipos de pepino partenocárpico
tipo mini cultivados bajo condiciones de invernadero. Los
datos obtenidos coincidieron con los encontrados por otros
autores, quienes al cultivar pepino tipo mini en invernadero,
encontraron un rango de peso del fruto entre 190 y 330 g
(Gómez-López et al., 2006), y también con los resultados
de otro trabajo donde se compararon genotipos de pepino
tipo mini cultivados en invernadero, y se obtuvo para el
peso del fruto una variación entre 156 y 247 g en otoño,
y entre 122 y 256 g (Shaw et al., 2000). Por otra parte, en
evaluaciones de pepino en invernadero, de siete genotipos
en Brasil, y se encontró que el peso promedio del fruto
osciló entre 279,2 y 300,8 g (Cardoso, 2002). Los valores
del peso del fruto similares a los obtenidos en este trabajo,
cuyos promedios en la cosecha precoz fue de 308 g, en la