El tema del doble en la Generación del Cincuenta
The theme of the double in the Fifty Generation
Nehemías Vega Mendieta
1
1
Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú. Email: nvega@lamolina.edu.pe
Recepción: 30 junio del 2019; Aceptación: 30 noviembre del 2019
Resumen
Este artículo
1
tiene como objetivo analizar el tema d32-38el doble en la Generación del Cincuenta,
ya que es una gura recurrente en los cuentos que se produjeron en dicha década. A pesar de que
el doble o doppelgänger es un tema propio de la literatura fantástica, este tópico revela, al igual
que la vertiente realista, los cambios sociales que se estaban operando en nuestra sociedad, como la
migración del campo hacia la urbe o las luchas políticas en dicha época. El encuentro del sujeto con
su doble representa, de manera general, el conicto del individuo con el otro, que reeja a la alteridad
u otredad amenazante. Esta investigación analizará tres cuentos que fueron publicados en revistas y
periódicos de esa década.
Palabras clave: doble, doppelgänger, alteridad, literatura fantástica, Generación del Cincuenta.
Abstract
This article aims to analyze the issue of the double in the Generation of Fifty, since it is a recurring
theme in the short stories that were produced at that time. Although the double or doppelgänger is a
subject of fantastic literature, this topic reveals, as well as the realistic aspect, the social changes that
were taking place in our society, migration from the countryside to the city or the political struggles
of that decade. The encounter of the subject with his double represents, in a general way, the conict
of the individual with the other, which reects the threatening otherness. This research will analyze
three short stories that were published in magazines and newspapers of that decade.
Keywords: double, doppelgänger, alterity, fantastic literature, Generation of Fifty.
1
Este artículo forma parte de la tesis que está realizando el autor, la cual se titulará El tema del doble en la narrativa corta
de la Generación del Cincuenta.
Revista Tierra Nuestra
ISSN 1997-6496 (Versión electrónica)
Website: http://revistas.lamolina.edu.pe/index.php/tnu
© Facultad de Economía y Planicación, Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú.
Tierra Nuestra 13(2): 80-89 (2019)
Forma de citar el artículo: Vega, N. 2019. El tema del doble en la Generación del Cincuenta. Revista Tierra Nuestra
13(2): 80-89 (2019).
DOI: http://dx.doi.org/10.21704/rtn.v13i2.1403
Autor de correspondencia: Vega, N. Email: nvega@lamolina.edu.pe
© Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú.
81
Vega, N. / Tierra Nuestra 13(2): 80-89 (2019)
Julio - Diciembre 2019
1. Introducción
El doble como tema recurrente en la literatura
fantástica surge en el siglo XIX durante el
Romanticismo europeo, aunque ya el tema
estaba presente en las distintas mitologías de la
Antigüedad y desde la literatura clásica hasta la
neoclásica (Plauto, Shakespeare, Moliere, entre
otros), pero, en estas corrientes literarias, tenía
una intención humorística, más que terroríca.
En el período romántico, el doble adquiere
un tono maléco y amenazante y se inserta
como uno de los temas principales dentro de
la literatura fantástica. Jean-Paul Richter fue el
primero que acuñó el término doppelgänger en su
novela Siebenkäs (1796), para hacer referencia al
doble. Este vocablo alemán signica literalmente
“el que camina al lado”. En dicha novela, se
aborda del doble, aunque todavía de manera
humorística. Luego, el tema fue abordado con un
tono siniestro por autores de la talla de E. T. A.
Homann, Robert Luis Stevenson, Edgar Allan
Poe y Fedor Dostoievski. En las obras de dichos
autores, el doble se presenta como una amenaza
y representa el conicto interno del ser humano,
pero a la vez también el conicto con el “otro”,
es decir la alteridad.
En nuestra literatura, el tema del doble ha sido
tratado por Clemente Palma, Abraham Valdelomar
y César Vallejo, pero es en la Generación del
Cincuenta en que el tema se volvió recurrente,
tal como menciona Elton Honores (2010), quien
señala que el doble y el bestiario son los temas
preferidos en la Generación del Cincuenta y en
su estudio rescata y analiza brevemente algunos
relatos de los escritores de dicha generación,
tales como Guillermo Bellido Yabar, Felipe
Buendía, Alfredo José Delgado, José Durand,
Luis León Herrera, Manuel Mejía Valera, José
Miguel Oviedo, Elena Portocarrero y Rubén
Sueldo Guevara.
Nuestra hipótesis es la siguiente: la recurrencia
del tema del doble en la Generación del Cincuenta
muestra los problemas sociales de la época, pues
reeja el conicto con el “otro” a partir de la
llegada del sujeto migrante a la urbe, también
representa las relaciones entre sujetos del centro
y la periferia, así como las luchas por el poder en
los regímenes socialistas.
El presente estudio es de carácter cualitativo,
ya que se estudiará el tema del doble en los cuentos
de la Generación del Cincuenta y a partir de textos
teóricos se realizará el análisis e interpretación
discursiva sobre dicho tema. Se utilizará como
base elementos teóricos y metodológicos de
la tematología y la hermenéutica, es decir, se
realizará una interpretación de los cuentos para
demostrar nuestra hipótesis.
Recordemos que, en la década del 50, a nivel
nacional, se produce una migración masiva
del campo a la ciudad, que tiene a Lima como
la principal ciudad receptora de migrantes
provincianos; dicha migración produjo cambios
en las relaciones sociales de los habitantes, así
como del espacio urbano. Además, se presenta
el contexto de la dictadura de Manuel A. Odría
(1948-1956), denominada el Ochenio, en la
que hubo conictos por la pérdida de libertades
individuales. A nivel internacional, se viven los
efectos de la Guerra Fría a través de conictos
indirectos entre Estados Unidos y la Unión
Soviética, los cuales se enfrentan en países de
distintos continentes.
2. Marco teórico
Analizaremos el tema del doble a partir de los
aportes de la tematología. La tematología o
temática es el estudio de los temas y mitos
literarios de manera sistemática que forma parte
de la literatura comparada. Pimentel (1993)
plantea una denición del término:
La tematología es una rama de la literatura
comparada que estudia aquella dimensión
abstracta de la literatura que son los
materiales de que está hecha, así como sus
transformaciones y actualizaciones; estudia,
en otras palabras, los temas y motivos que,
como ltros, seleccionan, orientan e informan
el proceso de producción de los textos
literarios (p. 215).
Por otro lado, la tematología permite
relacionar lo intratextual, es decir lo inmanente
del texto con lo extratextual, pues los temas
del texto literario se relacionan con hechos o
fenómenos que ocurren en el desarrollo histórico
de la sociedad. Dolezel (2003), quien preere el
término temática, reconoce esta relación que liga
la literatura a la sociedad y a la historia:
Su centralidad se derivaba de la observación
de que la estructura literaria está unida a sus
fundamentos extraliterarios por y a través de
la temática. Por una parte, la temática une
la literatura al lenguaje puesto que “cada
componente temático es introducido en la
obra mediante recursos lingüísticos”. Por otra,
la temática conecta la literatura con la vida, la
sociedad y la historia (p. 258).
A partir de ello, se puede deducir la importancia
del estudio del tema del doble para observar esta
relación entre lo literario y lo extraliterario, pues
el tema del doble permite analizar los temas de la
identidad y la alteridad, vinculados no solo a la
situación del individuo, sino también a procesos
sociales e históricos.
El doble es un tópico constante en la literatura
fantástica y, según Jourde y Tortonese (2005), es
uno de sus temas capitales. La literatura fantástica
El tema del doble en la Generación del Cincuenta
82
Julio - Diciembre 2019
plantea una transgresión de las leyes que rigen
la realidad y el tema del doble representa
una transgresión o ruptura de la identidad del
individuo. Este tema reeja el miedo del ser
humano a la duplicación o fragmentación de
su personalidad, ya que cuestiona la idea de
su unicidad, tanto psicológica como física. El
doble ha sido estudiado desde perspectivas
psicoanalíticas, losócas y literarias; por ello,
se hará una breve revisión de las principales
teorías sobre el tema. Por otro lado, Juan Antonio
Molina Moix menciona, en el prólogo de su
antología Álter ego: Cuentos de dobles (2007), lo
siguiente: “Con la llegada del siglo XX, el motivo
del doble pasa a convertirse en el mecanismo
idóneo para expresar el contacto entre culturas y
civilizaciones” (p. 26). Es por ello que el tópico
del doble puede ser utilizado para analizar las
relaciones o contactos entre culturas que se han
realizado en el desarrollo histórico en un país o
continente; es decir, el motivo del doble presenta
implicancias sociales. A partir de estas ideas,
mencionaremos algunas propuestas teóricas
sobre el doble.
El primer investigador en estudiar al doble
fue el psicoanalista alemán Otto Rank (1914),
quien analizó este tema desde una perspectiva
psicoanalítica. Rank estudia al doble a través
de varias obras literarias. En las narraciones, el
crítico señala que el doble es una amenaza al
individuo no solo a su identidad, sino también
a la relación amorosa, pues interere cuando el
sujeto encuentra a la persona amada, puesto que
el doble representa el narcisismo primario que
impediría el amor hacia otra persona. Además,
plantea que, a través de la historia, el doble se
ha presentado como sombra, reejo, retrato, de
manera física, e incluso como desdoblamiento
de la conciencia, es decir, como representación
de dos seres distintos separados por la amnesia,
casos de doble conciencia. Estas manifestaciones
del doble reejan el miedo a la muerte, en la
que el doppelgänger sería un seguro contra la
muerte. Rank liga entonces el tema del doble,
con el temor a la muerte y el narcisismo: “Un
motivo que revela cierta relación entre el temor
a la muerte y la actitud narcisista es el deseo de
ser joven para siempre. Por un lado, este deseo
representa la jación libidinosa del individuo en
una etapa denida de desarrollo del yo; y por la
otra, expresa el temor a envejecer, miedo que
en realidad es el temor a la muerte” (p. 122-3).
Un aspecto del análisis de Rank es que liga el
tema del doble como síntomas o manifestaciones
psicológicas de los escritores que estudia en esta
investigación. No estamos de acuerdo con esta
postura, pero debe entenderse que el psicoanalista
estudia la obra literaria como un discurso que
revela el inconsciente del escritor.
Sigmund Freud, a través del psicoanálisis, ha
planteado la existencia del inconsciente, instancia
de nuestra mente que el hombre ha preferido
ocultar, porque maniesta lo irracional que habita
en nosotros. En el inconsciente, se encontrarían
los deseos, los miedos o traumas que se preere
mantener escondido, porque desestabilizarían
al ser si estos aoran, ya que transgredirían las
bases morales y racionales del mundo en el cual
vivimos y nos convertirían en “otro”. Este miedo a
la escisión o división de la identidad se maniesta
en la literatura fantástica mediante temas como
el doble, la metamorfosis o incluso el monstruo.
En “Lo ominoso” o “Lo siniestro” (1919), Freud
estudia al doble a partir de dos narraciones de
Homann: “El hombre de arena” y Los elixires
del Diablo. Freud distingue dos fuentes de lo
ominoso: las creencias animistas y los complejos
infantiles. Además, diferencia lo ominoso del
arte literario y lo ominoso vivenciado. El tema
del doble se enmarca dentro de las creencias
animistas, pues el doble surgió en un primer
momento como un seguro de la existencia para
luego convertirse en el mensajero de la muerte.
El encuentro con el doble provoca el efecto de
lo ominoso o de inquietante extrañeza, pues
este se revela como un anunciador de la muerte.
La presencia del doble implica la muerte del
individuo, tal como se presenta en la mayoría de
los cuentos fantásticos. El doble, al ser idéntico al
individuo, resulta familiar, pero esta observación
del doble genera a la persona un sentimiento de
malestar y de extrañeza, pues que puede ser más
ominoso o siniestro que una persona encuentre
a su doble por la calle. En varios de los cuentos
que se analizarán, el doble aparece como un
competidor u opositor, cuyo encuentro tendrá
como desenlace la muerte del protagonista.
Jacques Lacan (2009) formula el “estadio
del espejo” en 1949, en el cual sostiene que la
cría humana puede reconocer su imagen en una
edad en la que todavía se encuentra superada
por la inteligencia instrumental del chimpancé.
El infante desde la edad de seis meses puede
reconocer su imagen a pesar de que todavía no
tiene dominio de su cuerpo. A esta fase, Lacan
la denomina “estadio del espejo” y la dene de
la siguiente manera: “como una identicación en
el sentido pleno que el análisis da a ese término:
a saber, la transformación producida en el sujeto
cuando asume una imagen, cuya predestinación a
este efecto de fase está sucientemente indicada
por el uso, en la teoría, del término antiguo
imago(p. 100). El psicoanalista francés plantea,
en resumen, el estadio del espejo como la etapa en
la que el individuo se identica con una imagen
externa, a pesar de que no domine el movimiento
de su cuerpo. La formación del yo en el individuo
se realiza a partir de la identicación con una
imagen externa que ayudará en la constitución
83
Vega, N. / Tierra Nuestra 13(2): 80-89 (2019)
Julio - Diciembre 2019
del yo propio. Este estadio del espejo se relaciona
directamente con la idea del doble, pues expresa
una relación formativa y alienante entre el sujeto
y su realidad.
Lubomír Dolezel (2003), a partir de una
mirada estructuralista y tematológica, plantea
las variedades del doble a partir de los modos
de construcción, es decir, la manera en la que se
da vida cticia al doble. El primer modo es el
doble que se origina por fusión; este se presenta
mediante dos individuos separados originalmente,
los cuales se fusionan para formar el doble. Este
procedimiento se utiliza en el cuento “William
Wilson” de Edgar Allan Poe. El segundo modo
es el doble que se origina por sión, el cual se
produce cuando el doble se genera cuando un
individuo originalmente simple se divide en
dos. Se menciona como ejemplos “La nariz” de
Nikolái Gogol y “La sombra” de Hans Christian
Andersen. El tercer caso es el doble que se origina
por metamorfosis; este se produce cuando el
doble se genera por un proceso de metamorfosis
o transformación. Son ejemplos de este tipo la
novela El extraño caso del Dr, Jekyll y Mr. Hyde
de Robert Louis Stevenson y La metamorfosis de
Franz Kafka.
Pierre Jourde y Paolo Tortonese (2005)
plantean una tipología general del doble, el cual
se maniesta de dos formas: el doble subjetivo
(interior) y el doble objetivo (exterior). El doble
subjetivo es aquel que se presenta cuando el
protagonista de un relato fantástico se encuentra
frente a su propio doble o tiene la sensación de
poseer doble personalidad. Este doble subjetivo
puede ser interno, si se maniesta psíquicamente,
es decir, el yo interior se encuentra fragmentado
o escindido en dos personalidades opuestas
(posesión, personalidad múltiple); en cambio, el
doble subjetivo externo se presenta de manera
física en un ser exterior diferente con el que se
identica el yo del personaje (gemelos, sosias,
autoscopía). Por un lado, el doble subjetivo plantea
la desintegración de la instancia unicadora de la
conciencia del yo individual, tanto como sujeto
(frente a sí mismo) que como objeto (frente
a los demás). Esta fragmentación, escisión o
desdoblamiento se presenta en dos instancias o
personalidades opuestas. El doble objetivo se
presenta cuando el personaje se encuentra frente
al doble de otro individuo, es decir, el protagonista
es testigo de un desdoblamiento ajeno. Por otro
lado, el doble objetivo plantea principalmente
la problemática de la relación entre el sujeto y
el mundo en el cual se sitúa. El personaje que
es testigo del desdoblamiento de otro individuo
se preguntará si las leyes ordinarias del mundo
en que vive han sido transgredidas. A partir de
estas ideas, se puede observar que la propuesta
de Jourde y Tortonese se basa